• timurland
    Laplandia Rusa – Viajes a Rusia
    beatrizhoteles
    fuengirola-mijas
    Tour Entre Europa y Asia
    agrupaciomutua-2
    Jooble
    spainkompromat.ucoz
    Fuengirola Mijas
    Talleres Takris
    centroruso
    Diosa Rusa Costa del Sol wordpress
    AAabogados
    24pchelp
    rusiahoy
    centro ruso
    club-caza
    photonikitenko
    MEYER AESTHETIC

Batalla sin cuartel, la guerra del céntimo

PDF Imprimir Correo electrónico

Batalla sin cuartel, la guerra del centimo

La lucha entre los grandes operadores móviles y las firmas virtuales ha provocado un constante descenso de las tarifas a los clientes que algunas compañías consideran insostenible porque las lleva a los números rojos. Por ello, reclaman un nuevo marco de precios mayoristas para SMS y MMS.

No hay muro, badén o piedra que no sean capaces de saltar para mantener la calificación de low cost, las celulares de bajo coste, pero ahora cuentan con la competencia en su propio terreno de las grandes que no desdeñan en absoluto un mercado que hasta ahora tenían olvidado. Si Pepephone o Simyo se saltaron primero los muros de los 8 céntimos/minuto e hicieron luego bandera de las tarifas a 5 céntimos desde 2010, ahora ya saben que no están solos en esas latitudes. Y ha rebajado a la mitad el precio del internet móvil de uso esporádico, 59 céntimos por cada 5MB, hasta un máximo de 5,9 euros al día. Por primera vez, Movistar se ha sumado desde enero al club de las tarifas a ocho céntimos, con una cuota de 12 euros para llamar sin coste los fines de semana y la posibilidad, exclusiva, de acceso al Nokia C6-01 o al Sony Ericsson X8. Una rebaja del 73% respecto a la tarifa convencional que tenían los clientes de contrato de Movistar para las llamadas a cualquier operador móvil o fijo nacional, que supone un paso similar a la Ardilla 8 de Orange, a la tarifa DiMinuto de Vodafone, o a la Tarifa del 8 de Yoigo.

Pero no hay tregua, los Operadores Móviles Virtuales contraatacan. Pepephone se acerca desde enero a los 3,5 céntimos por minuto, aunque con una tarifa aún cobaya, disponible para los usuarios de HTCMania y vinculada a una tarifa de datos asociada: 400MB por 8,3 euros al mes. Y desde esta misma semana, rebaja su tarifa por defecto para portabilidades a 2.90 céntimos/minuto a todos los números las 24 horas más establecimiento de 15 céntimos. Un horizonte casi simétrico al de Simyo, que desde febrero ha tenido que sacar al mercado llamadas desde 3 céntimos/minuto con una tarifa de datos de 6,95 euros al mes que otorga 500 megas (aunque sólo disponible para nuevas altas en contrato hasta el 11 de mayo), aprovechando el tercer aniversario de la operadora estrella de KPN en latitudes españolas. En ambos casos, el exceso de tráfico se factura a 3 céntimos/MB y tarifica sin bloques. Nada que puedan acometer sin ligar sus tarifas a consumos de datos. Nada que puedan reproducir el conjunto de las OMV, ni ellas mismas por mucho tiempo más sin deslizarse en las líneas rojas de una rentabilidad que depende de las redes que alquilan y el mapa de las tarifas mayoristas de las cuatro grandes.

Y es que, al calor de la caída del consumo, a pesar de la rebaja de ingresos de mercado celular en un 6,28% en el último ejercicio, las operadoras españolas habían subido los precios de la telefonía fija un 6,57% en el último año, pero contienen los del móvil, por seis trimestres consecutivos. Lo hicieron un 7,6% en los tres últimos meses de 2009 y otro 7,2% en el primer semestre del año 2010, a contrapié de los vaticinios de Maini Spenger, presidente de MÁSmovil: "si las grandes bajan sus precios se volverían insolventes" advertía. Pero la realidad es que los precios de la telefonía móvil han caído ya una media del 38,5% en cinco años, a pesar de que algunos parámetros como el establecimiento de llamada se incrementó en un 25%, según el último informe trimestral de la CMT.
Y, para sorpresa de las OMV (más volcadas en prepago) y ventaja de Orange, Vodafone, Movistar y Yoigo, los mayores descuentos se concentran en el segmento de líneas de contrato, con rebajas en el último lustro del 32,2%, frente al 35,8% de los clientes de tarjeta. En los últimos diez años, los ingresos que las compañías han obtenido por precio por minuto han caído desde los 29,1 hasta los 15,5 céntimos, según la CMT. Pero en la guerra de precios de los dos últimos semestres, no ha sido Yoigo, sino Orange el operador más barato entre los cuatro grandes con red propia. Orange lideraba el ejercicio pasado ese ranking, con 13,6 céntimos de ingreso medio por minuto: aunque, después del ajuste de precios de 2009, la operadora gala no fue ya la que más rebajaba sus tarifas en 2010. Es Movistar, (que partía de precios más altos) líder del mercado, la que más ha bajado precios en el último año, con un 12,5%, frente al 5,39% de Vodafone y el 3,66% de Orange y la que más los recorta desde 2007, un 17,74%, casi en la misma proporción que Orange (-17,26%) y en mayor medida que Vodafone (-14%).

Las OMV tratan de que la estrategia low cost de Orange, Movistar, Vodafone y Yoigo no las expulse del pódium de las portabilidades, en el que durante 2010 consiguieron 83.070 altas netas (mientras Movistar y Vodafone perdían 220.000 y 573.000 clientes), pero que ya desde el último trimestre ha permitido a Orange colocarse en cabeza de la suma neta de clientes infieles, por delante de Yoigo (con el que libra el cuerpo a cuerpo desde el segundo semestre de 2010), con 238.648 frente a los 472.583 clientes de la filial española de Telia Sonera. La operadora gala -primero- y Vodafone y Movistar después han empezado a pisarle los talones, con sus propias armas, a sus modelos de tarifas planas, simplificadas y reducidas. Lo hacía Orange desde junio, con un modelo que ya ha comenzado a proporcionarle sus primeros resultados: después de dos semestres de pérdida de clientes asumió el liderazgo de la portabilidad desde octubre, aunque Yoigo cerraba el año con una ligera ventaja interanual (un saldo neto de 473.836 líneas). Despliegan sus armas para revertir las olas de la marcha de usuarios al calor de ofertas de ida y vuelta, ya lo hicieron en el tercer trimestre de 2009, cuando Movistar recuperó el 50% de las altas móviles y le arrebataba a Vodafone el liderazgo de internet móvil en las grandes capitales.

Las OMV saben que la carrera de tarifas planas, las velocidades ultrarrápidas y el nuevo panorama tras el refarming y el reparto de frecuencias móviles que ultima la SETSI las puede desplazar aún más: han comenzado a exigir a las puertas de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones un nuevo marco de precios mayoristas -sobre todo en la terminación de mensajes cortos SMS y MMS-, la única alternativa para seguir sosteniendo la cuesta debajo de sus precios. Sus avanzadillas suman y siguen con el expediente sancionador de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha abierto a Telefónica Móviles, Vodafone España y France Telecom España (Orange) por los precios en los servicios mayoristas de mensajes cortos de ámbito nacional en sus redes de telefonía móvil.

Por primera vez las OMV buscan una sola voz y se consideran en condiciones de intentar hacer ver, a los ojos del regulador, que después de haber crecido un 25% en conjunto en el último año hasta sumar cerca de dos millones de clientes (mientras el conjunto del parque móvil crecía un 2,8%) podrían ser, por volumen de mercado y de clientes, lo que llaman "un quinto operador móvil". Nada que opaque los detalles de una cuota -menos de un 4% del mercado móvil- menor aún que el que mantiene por si sola Yoigo (que supera los 2,28 millones de clientes) y en la que, en realidad, se agolpa el perfil desigual de casi una treintena de operadoras que ya saben que la trinchera, una a una, se les queda estrecha a la mayoría. Más del 80% de su mercado global se concentra en las siete mayores OMV (Simyo, Euskaltel, Happy, Pepephone, Lebara, Ono y MÁSmovil), pero sólo entre Lebara y Simyo, suman el 40% de la base de clientes.

El operador móvil virtual MÁSmovil ha lanzado la tarifa 'Total' que incluye llamadas a 3 céntimos por minuto, con un establecimiento de 15 céntimos, e Internet móvil gratis por una cuota de 6,9 euros al mes.

La nueva tarifa, con un precio de 8 céntimos por mensaje de texto (SMS) y hasta 500 megas de Internet móvil, "simplifica y mejora" las condiciones de las tradicionales tarifas planas, ya que permite hablar sin limitaciones, a cualquier hora del día y con cualquier operador, señaló el operador. La oferta de MÁSmovil está disponible tanto para nuevos clientes como para los actuales clientes de su contrato MÁSlibre sin compromiso de permanencia y con un consumo mensual mínimo de 7 euros, de voz, SMS y datos una vez se excedan los 500 megas gratis. Para el presidente de MÁSmovil, Meinrad Spenger, la nueva tarifa 'Total' es "especialmente interesante" para personas de un uso medio o alto que quieren llamar, mandar mensajes y navegar por Internet a los mejores precios.

Meinrad Spenger manifestó que en el proceso de portabilidades existen "defectos" que afectan tanto a estas compañías como a los usuarios finales y que repercute negativamente en el sector. En concreto, Spenger señaló que las grandes operadoras utilizan "para fines comerciales" la información que poseen sobre sus usuarios, haciendo que el proceso sea más "de retención que de cambio".

Spenger señaló que este tema les "preocupa", ya que los operadores nuevos han gastado "mucho" en las portabilidades. Así los costes a los que se enfrentan los OMVs por portabilidades son diez veces mayores que los de los operadores con red. Los OMVs pagan 1,8 euros en portabilidad, frente a los 0,8 euros de las otras cuatro compañías.

Asimismo, el también vicepresidente de Aenom denunció que el proceso de portabilidades es "demasiado largo" y que, a pesar de que la normativa recoge que debería realizarse en un día y en la práctica se podría realizar en ese lapso de tiempo, el plazo actual es de cinco días y "no existe ni calendario fijo ni concreción en la norma".

Por su parte, Cremades explicó que a los operadores móviles sin red les ha costado "mucho" conseguir un espacio y ahora, cuando el conjunto de los OMVs se podrían posicionar como el quinto operador, con una cuota de mercado de cerca del 20%, esta situación "deseable" no se puede llevar a la práctica, ya que no existen una libertad "real" para competir en el mercado.

Por orto lado, Aenom se refirió al expediente sancionador que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha abierto a Telefónica Móviles, Vodafone España y France Telecom España (Orange) en relación a una conducta de aplicación de precios excesivos en los servicios mayoristas de mensajes cortos de ámbito nacional en sus redes de telefonía móvil.

La asociación indicó en este sentido que, en caso de prosperar el proceso, si las grandes operadoras redujeran los precios mayoristas --sobre todo en la terminación de mensajes cortos SMS y MMS-- los OMVs reducirían los precios finales que les cobran a sus usuarios.

En este sentido, Aenom señaló que el coste de un SMS para las grandes compañías es "casi cero" por lo que el precio al cliente final "no se justifica".

 
  • marbellaenergia
    diariosur
    malaga-boom
    Modulares de diseño
    Piedad de Diego
    Marbella Malaga Traducciones Gestoria
    Tour Entre Europa y Asia Linia MalagaRusa Cabopino Centro Fortuna Garciaga Logo Hits Mobile Meyera Esthetic

    arqui3

    znaqui tricosol bike2malaga hotel-florida bioparc fuengirola hits mobile hits mobile agrupaciomutua Bestintegral Consulting facua
    befreemovil intercopy
    taigaspain
    clubbingspain
    fac
Hoy23
Ayer47
Esta semana109
Este mes725
En total165175