• timurland
    Laplandia Rusa – Viajes a Rusia
    beatrizhoteles
    fuengirola-mijas
    Tour Entre Europa y Asia
    agrupaciomutua-2
    Jooble
    spainkompromat.ucoz
    Fuengirola Mijas
    Talleres Takris
    centroruso
    Diosa Rusa Costa del Sol wordpress
    AAabogados
    24pchelp
    rusiahoy
    centro ruso
    club-caza
    photonikitenko
    MEYER AESTHETIC

Euskadi recibe a los niños de Chernobil

PDF Imprimir Correo electrónico

NOTICIAS

Euskadi recibe a los niños de Chernobil

Los 262 niños que pasarán los próximos dos meses de verano en Euskadi ya están aquí. Llegaron ayer procedentes de Chernobil con un objetivo: mejorar su delicada salud -castigada día a día por la exposición a la radiación tras el desastre nuclear de 1986-, y disfrutar de las oportunidades que allí tienen vetadas.

Así, darse un chapuzón en la playa, poder pasar unos días de camping con sus familias de acogida e ir al médico para una revisión general es lo que estos niños y niñas de entre 5 y 17 años esperan de su estancia en el País Vasco.

No son sus hijos, pero les reciben como tal. Padres y madres rebosaban ayer ilusión y esperaban ansiosos a que su número sonara para ir a recoger a los chavales. «No sé quien está más impaciente, si los críos o las familias que les acogerán», explicaba Lide Álvarez, voluntaria y una de las organizadoras. «Lo que nosotros hacemos es elegir a los niños. Es una selección que se hace durante el año. Un grupo viaja hasta Ucrania y con la ayuda de dos asociaciones se introducen en las casas. Lo que se valora es que no tengan los recursos adecuados para llevar una vida normal. Después, otro grupo distinto lee el trabajo del primero y decide desde Euskadi quien es el que tiene que venir», indica Álvarez. «Su situación allí es muy complicada. Viven como vivíamos nosotros en la posguerra. Nuestro principal objetivo es meterles dentro de un entorno familiar completamente distinto al que tienen y, además, que tengan la oportunidad de mejorar su salud».

Nunca antes se vieron tantos rubios con ojos azules en el aeropuerto de Loiu. Sus rostros reflejaban cansancio por el largo viaje, pero enseguida fueron capaces de reconocer a sus 'parientes'. De repente, comenzaron a saludarse en castellano e, incluso, en euskera. Y es que la idea es que año tras año los niños repitan. «Empiezan a venir con 5 años, pero lo que buscamos es una continuidad con las familias», aclara Lide Álvarez mientras intenta multiplicarse para organizar el recibimiento.

Ambos son de Portugalete y, para Agustín, este es el decimosexto año que acoge a una niña. «La verdad es que esto de que llegue un crío más en verano engancha, y mucho», explica. «Llevo haciéndolo desde 1994. Eso fue antes de que se montara todo esto. He llegado a tener hasta tres niños diferentes. Ves como se van haciendo mayores y es increíble. Antes, cuando eran más jóvenes venían encantados y te abrazaban, ¡pero ahora ya son adolescentes! Se les ve que empiezan a tener más vergüenza. Ya se les quitará», indica entre risas.

Le acompaña Toni, primerizo en esta experiencia. «Nosotros haremos de tíos. La idea es repartirnos a los niños», explica. Ambos esperan pasar un «buen verano junto a Oleksandr y Tetyana». Eso sí, Agustín invita a que la gente se anime. «Es una experiencia muy gratificante».

Estas palabras son de 'Svya' -así le llaman sus familiares de acogida-, un niño de nueve años que se defiende perfectamente en euskera. Es su tercer año en Euskadi y está encantado. Nada más verse con sus 'padres' y 'hermanos' guipuzcoanos se fundió en un abrazo muy emotivo. Se le veía con ganas de regresar. «Me encanta 'Donosti' y andar en bicicleta por allí», indica el niño un tanto avergonzado. Su padre de acogida, Aitor, está «muy contento por volver a verle». Como él mismo explica, «es uno más de la familia. Para mis hijos es como un hermano más. Siempre dicen que somos cinco en la familia, sólo que uno es de Ucrania. Este verano tenemos pensado pasar unos días por Las Landas y disfrutar de la playa. Al crío le encanta el agua, es como 'el hombre rana'».

Para Aitor, lo más complicado fue el tema del idioma. «Al principio es complicado. Pero en un mes ya chapurrea. Nosotros decidimos enseñarle euskera y lo habla muy bien».

Este es el quinto año que Sergiy pasa el verano en Vitoria con sus otros progenitores, Juan Murillo y Pilar Hidalgo. Nada más bajar del autobús, su familia de acogida corrió a darle un fuerte abrazo y decirle «¡pero cómo has crecido, y qué guapo estás!», mientras el chaval se reencontraba de nuevo con las vistas de la capital alavesa. Sergiy, de 14 años, pasará unos fantásticos días realizando todo tipo de actividades en la ciudad, la naturaleza y el campo. «Le llevamos a la piscina, a museos o a hacer turismo por esta zona», explica Pilar.

Una de las cosas que más le gustan a este adolescente es la buena gastronomía que le proporciona su familia vitoriana, que tiene otros dos hijos. «Siempre que viene come como un león, da gusto verle. Y toma mucha fruta, le chifla», aseguran. Además, Juan y Pilar también le llevarán al dentista, igual que todos los veranos que ha pasado en Álava. Otras de las aficiones del joven bielorruso es «jugar a la Play Station y bañarse en la playa». Esta vez, por si fuera poco, Sergeiy festejará el Día de la Blusa, el 25 de julio. «Valoran mucho lo que no tienen en su país y para nosotros es una experiencia muy positiva», concluyen.

 
  • marbellaenergia
    diariosur
    malaga-boom
    Modulares de diseño
    Piedad de Diego
    Marbella Malaga Traducciones Gestoria
    Tour Entre Europa y Asia Linia MalagaRusa Cabopino Centro Fortuna Garciaga Logo Hits Mobile Meyera Esthetic

    arqui3

    znaqui tricosol bike2malaga hotel-florida bioparc fuengirola hits mobile hits mobile agrupaciomutua Bestintegral Consulting facua
    befreemovil intercopy
    taigaspain
    clubbingspain
    fac
Hoy4
Ayer47
Esta semana90
Este mes706
En total165156